21 de noviembre de 2010

Dia de La Tradicion 2010

Los dos últimos meses del año fueron de mucha actividad en la Secretaría. Además de los cursos que se llevaron a cabo hasta la primera semana de diciembre (telar, pintura, guitarra y el taller literario) y los periódicos paseos turísticos (organizados por el grupo de turismo coordinado por la licenciada María Julia Ortiz), a lo largo de noviembre y diciembre tuvieron lugar varios eventos de índole diversa.
En primer lugar el 21 de noviembre, tal como sucedió en el 2009, se festejó en Estación Camet el “Día de la Tradición”. A causa de los malos pronósticos meteorológicos hubo que posponer una semana el evento por lo que debimos suprimir el desfile y otras actividades previstas. Sin embargo, como afortunadamente suele ocurrir, a pesar de los contratiempos la cosa terminó bien.
El festival de música fue organizado por Hernán Tambella quien se encargó de contactar a los artistas, convocarlos y armar el espectáculo, participando él mismo, guitarra en mano, de una tarde en la que la tradición fue recordada y homenajeada con lo que estamos habituados a nivel de músicas y atuendos, pero también con esas formas nuevas que dan cuenta de una tradición que está viva, que se recrea, que perdura pero que también se modifica porque el arte no puede permanecer invariable, si así fuera sería una impostación y no una manifestación genuina. Algunos optaron por el modo al que estamos acostumbrados cuando hablamos de música tradicional (fundamentalmente folclore y tango) pero ¿podemos negar que a veces en los escenarios encontramos “pelilargos” que parecen salidos de un espectáculo de rock, que en un principio nos descolocan con ritmos y formas “raras”, pero que finalmente terminamos haciendo palmas en una chacarera que, nos guste o no reconocerlo, es tan chacarera como la de Los Chalchaleros? Lo que advertimos en grandes fiestas populares nacionales pasó también en nuestro pueblo donde convivieron intérpretes más convencionales con grupos que no dejaron de asombrar a más de uno.
Gracias a todos aquellos que participaron, gracias por permitirnos compartir una tarde de buena música y danza, gracias por demostrarnos que tenemos tradición para rato.